obsolescencia.com.

obsolescencia.com.

Smartphones que duran más allá de la obsolescencia programada

Smartphones que duran más allá de la obsolescencia programada

La obsolescencia programada es un tema que ha venido cobrando relevancia en los últimos años, sobre todo en el ámbito de la tecnología. A medida que la industria crece, se hacen más evidentes las prácticas que buscan limitar la vida útil de un producto para estimular su reemplazo. En este sentido, los smartphones se han convertido en uno de los principales exponentes de este fenómeno.

¿Qué es la obsolescencia programada?

La obsolescencia programada es una estrategia comercial que consiste en diseñar productos con una vida útil limitada para obligar al consumidor a comprarlos de nuevo. Es decir, se busca que el bien se vuelva obsoleto prematuramente para que el cliente tenga que reemplazarlo por uno nuevo.

Este fenómeno se ha aplicado en diferentes sectores, desde la moda hasta los electrodomésticos. Sin embargo, uno de los casos más evidentes es el de los dispositivos tecnológicos, donde la obsolescencia programada se ha vuelto casi una norma.

El caso de los smartphones

Desde su popularización, los smartphones se han convertido en una parte fundamental de nuestra vida cotidiana. Sin embargo, a medida que las empresas de tecnología han ido lanzando nuevos modelos, también han ido acortando la vida útil de los dispositivos.

Así, los teléfonos se vuelven cada vez más difíciles de reparar, las baterías se diseñan para que duren un número limitado de ciclos de carga y los nuevos sistemas operativos solo funcionan en las versiones más recientes del hardware.

Todo esto se hace con el fin de obligar al consumidor a comprar un nuevo smartphone cada dos o tres años, aun cuando su dispositivo actual aún funciona correctamente.

¿Cómo alargar la vida útil de un smartphone?

A pesar de la obsolescencia programada, los smartphones tienen una vida útil que puede ser alargada si se les da un buen cuidado. Aquí presentamos algunas recomendaciones para mantener nuestros dispositivos funcionando por más tiempo.

1. No llenar el almacenamiento interno

Uno de los principales problemas de los smartphones es que su almacenamiento interno es limitado. Si lo llenamos por completo, el dispositivo tenderá a volverse lento y poco funcional. Por eso, es importante liberar espacio y no instalar más aplicaciones de las que necesitamos.

2. Usar accesorios de calidad

Los accesorios de baja calidad pueden dañar nuestro smartphone, así como acelerar su obsolescencia. Es importante asegurarse de que los cargadores, cables y fundas que usamos sean de calidad y estén diseñados para nuestro modelo de teléfono.

3. Evitar las altas temperaturas

Los smartphones son muy sensibles a las altas temperaturas. Si los dejamos en un lugar con mucho sol o los usamos mientras se cargan, pueden calentarse demasiado y dañarse. Es importante mantenerlos en lugares frescos y alejados del sol directo.

4. Cuidar la batería

La batería es uno de los componentes que más tiende a desgastarse en los smartphones. Por eso, es importante cuidarla para alargar su vida útil. Es recomendable no dejarnos llegar al nivel mínimo de carga, no cargar el teléfono cuando ya está al 100% y no usarlo mientras se carga.

Por último, es importante mencionar que hay ciertos fabricantes que están tratando de cambiar la tendencia de la obsolescencia programada en los smartphones. Algunos han empezado a incluir baterías reemplazables, diseños fáciles de reparar y actualizaciones de software para modelos antiguos.

Por ejemplo, la empresa Fairphone ha lanzado varios modelos de smartphones cuyo objetivo es durar más allá de la obsolescencia programada. Estos teléfonos están diseñados para minimizar su impacto ambiental y social, así como para ser fácilmente reparables y actualizables.

En conclusión, a pesar de que la obsolescencia programada es una práctica habitual en la industria de los smartphones, hay maneras de alargar la vida útil de estos dispositivos y hay fabricantes que están tratando de cambiar la tendencia. El cuidado, el uso de accesorios de calidad y la elección de modelos que promuevan la durabilidad pueden hacer una gran diferencia.